Google+ Followers

lunes, 21 de julio de 2008

CASA KOSHINO




TADAO ANDO
La geometría del espacio humano
Masao Furuyama

FRAGMENTO DE LA INTRODUCCIÓN

La geometría de los muros

La arquitectura de Ando es una arquitectura de muros. Por ejemplo, un muro exento enmarca el entorno natural antes de llegar a la Iglesia en el Agua en Yufutsu, Hokkaido. En la Iglesia de la Luz en Osa ka, un muro anguloso atraviesa un cubo de hormigón. y en el Museo de Arte de Chichu en Naoshima, un muro, bisecado horizontalmente, rodea el patio interior como una muralla medieval. Ando ha creado muchos espacios generosos mediante su uso experimental del hormigón visto, pero en ellos los muros siempre tienen un gran protagonismo.

Las obras de Ando emplean una gama limitada de materiales y expresan sus texturas desnudas. Su atención minuciosa a los materiales da a su trabajo el ascetismo y la tensión que lo caracterizan. Las paredes sin adornos de Ando son fuertes y pesadas, incluso taciturnas. Los materiales prístinos cristalizan los propósitos de sus usuarios. Las paredes gritan «Sed puros, sed hermosos, sed fuertes» a aquellos que las observan, a quienes residen en ellas. Las paredes expresan una fuerza interna y nos descubren las convicciones de Ando.

Las primeras creaciones de Ando eran cajas de hormigón. Con el tiempo, los muros de estas estructuras se volvieron intensamente melódicas. Las cajas autosuficientes de Ando se fueron abriendo progresivamente, dejando que la luz penetrara por las esquinas e iluminara las paredes. Sus simples fórmulas geométricas acogen la naturaleza, y la luz transformadora da complejidad a sus espacios. Dirige memorables retablos arquitectónicos exteriores con luz natural mediante la colocación de paredes que cortan el cielo en trozos y reflejan el agua.

El ritmo inherente de Ando es optimista y enérgico, resueltamente articulado. Las paredes blancas de la Casa Kidosaki brillan con intensidad, componiendo una bella melodía que modula suavemente el espacio. Son paredes hermosas y rebosantes de delicada confianza. Los muros regulan el movimiento y aportan orden a nuestra vida. Los muros nos guían, obstruyen nuestros movimientos y gobiernan nuestras relaciones. Los muros nos dan órdenes, nos dividen, nos unen y detentan responsabilidad y poder sobre las relaciones humanas. Sin embargo, Ando ha logrado concebir muros que son delicados santuarios, reconfortantes y curativos.

Ando no divide el espacio funcionalmente. Así pues, los duras muros crean espacios maleables. Ando preserva espacios contiguos y ambiguos que aportan flexibilidad y delicadeza a la vida.

Texto de Masao Furuyama en Ando, de editorial Taschen

FICHA BIBLIOGRÁFICA
FURUYAMA, Masao. Tadao Ando, 1941. La geometría del espacio humano. Köln, Taschen, 2006, 96 p.

CONTENIDO DEL LIBRO
5 Índice
6 Introducción
18 Row House
22 Conjunto residencial Rokko I, II, III, IV
26 Casa Koshino
30 Casa Kidosaki
34 Iglesia en el Agua
36 Iglesia de la Luz
40 Museo de Arte Contemporáneo de Naoshima
46 Templo del Agua Hompuku-ji
50 Pabellón Japonés, Expo'92
54 Templo Komyo-ji
58 Museo Histórico de Chikatsu-Asuka
60 Museo de la Madera
62 Fundación Pulitzer para las Artes
66 Fabrica
70 Espacio de Meditación de la UNESCO
74 Fundación Langen
78 Museo de Arte Moderno de Fort Worth
82 Museo de Arte de Chichu y Proyecto de Casa de Arte
86 Casa 4 x 4
90 Vida y obra
94 Mapamundi
96 Bibliografía / Créditos fotográficos / El autor.

No hay comentarios.: